Reciclaje de Metales: Guía Actualizada al 2019


Guía sobre el Reciclaje de Metales

¿Sabías que al reciclar aluminio se utiliza hasta 20 veces menos energía que cuando se crea desde cero? ¿Y que el acero que se desperdicia en Estados Unidos cada año sería suficiente para producir todos los autos ensamblados en ese país?

En este post hemos preparado la guía más completa sobre el reciclaje de metales. Revisamos y juntamos datos de asociaciones e institutos de todo mundo para que tengas la información más actualizada y confiable alrededor de este tema. Te hablaremos de la importancia del reciclado, estadísticas globales, las oportunidades para tu empresa y datos que seguramente te sorprenderán. 

Así que continúa leyendo si quieres conocer más alrededor de esta industria con gran potencial económico y ecológico que tu empresa ya debería estar aprovechando.

materiales reciclados en contenedor

La importancia de los metales

Comencemos por lo más básico. ¿Por qué el mercado de los metales es tan grande? Si lo analizamos de cerca, están presentes en nuestra vida diaria. Los empleamos en la industria para la fabricación de automóviles, aviones, trenes, maquinaria y herramientas. Y en el hogar se ocupan en infinidad de utensilios de nuestra cocina. También están en nuestros muebles y como componentes de nuestros celulares, computadoras y tablets. Sí, están en todos lados y por lo mismo ya te imaginarás la cantidad de metales que se desechan a diario en todo el mundo. La buena noticia es que con un correcto manejo, los metales se pueden usar una y otra vez sin alterar sus propiedades.

Tipos de metales

Y a todo esto ¿Qué son los metales? Bueno, podemos decir que los metales son aquellos elementos de la tabla periódica que se distinguen por su alta capacidad para conducir electricidad y calor. Son al mismo tiempo lo suficientemente maleables, pero a la vez muy resistentes a fuerzas mecánicas. Por eso son tan comunes tanto en la industria de la construcción como en la fabricación de semi conductores de aparatos electrónicos. Para efectos de esta guía, nos enfocaremos en dos principales tipos de metales y que son los más usados en la industria (y también los más reciclados): los metales ferrosos y los metales no ferrosos.

Metales ferrosos

hombre golpeando un metal con martillo

El elemento predominante de los metales ferrosos es el hierro. El hierro es el principal componente del acero, que es por mucho el metal más utilizado en el mundo. Otros metales ferrosos como el vanadio, el cromo y el níquel son componentes del acero, aceros inoxidables y superaleaciones. Este tipo de metales, en particular el hierro y el acero, pueden tener una tasa de reciclaje superior al 70%. Esto ocurre gracias a que a lo largo de los años se ha forjado una industria de reciclado muy madura alrededor de ellos.

Por el contrario, otros metales como el manganeso, niobio y níquel tienes porcentajes de reuso promedio de cerca del 50%, y el vanadio no llega ni al 1%.

Metales no ferrosos

reciclaje de cobre

El elemento predominante de los metales ferrosos es el hierro. El hierro es el principal componente del acero, que es por mucho el metal más utilizado en el mundo. Otros metales ferrosos como el vanadio, el cromo y el níquel son componentes del acero, aceros inoxidables y superaleaciones. Este tipo de metales, en particular el hierro y el acero, pueden tener una tasa de reciclaje superior al 70%. Esto ocurre gracias a que a lo largo de los años se ha forjado una industria de reciclado muy madura alrededor de ellos.

Por el contrario, otros metales como el manganeso, niobio y níquel tienes porcentajes de reuso promedio de cerca del 50%, y el vanadio no llega ni al 1%.

¿Qué es el reciclaje de metales?

Una vez que ya echamos un breve vistazo a las características y principales tipos de metales, es hora de enfocarnos en su reciclado. El reciclaje de metales es el proceso por el cual los metales desechados se recolectan, se separan y se reacondicionan para poder usarse de nuevo como materia prima o producto de uso final.  

El Proceso de reciclaje de metales

horno industrial

 El proceso se puede dividir en 5 grandes pasos: recolección, separación, preparación, fundición y purificación. Aquí te describimos brevemente cómo se reciclan los metales.

1) Recolección

En este paso una empresa dedicada al reciclaje y/o compra desperdicio industrial recoge los desechos con equipo especializado. Por lo general llega a un acuerdo con la empresa dueña de la chatarra sobre el precio a pagar y la frecuencia con la que se realizara.

2) Separación

Este paso consiste en separar los metales desechados en buen estado, de aquellos que ya presenten un daño serio (como la oxidación) y/o de otro tipo de materiales como plásticos y madera.

3) Preparación y trituración

Después de que ya se separaron los metales que se pueden reusar, lo siguiente es compactarlos para facilitar su manejo. Tras ello comienza el proceso de trituración, que al reducir el volumen de los residuos metálicos permitirá ahorrar energía en la fundición. 

4) Fundición

En este punto las láminas o bloques de metal resultantes pasan por un horno para ser fundidos. Este es el proceso que marca la diferencia con la fabricación de metales completamente nuevos. ¿Por qué? Porque el reciclado utiliza una mucho menor cantidad de calor y agua que al producir metales desde cero.  

5) Purificación

Después de concluir la fundición es muy importante asegurarse que los metales procesados estén libres de impurezas. Para ello se emplean técnicas como electrolisis o mecanismos magnéticos que eliminen restos de metales indeseados. Finalmente, el metal fundido pasa por un proceso de enfriamiento que lo deja listo para ser reutilizado y reincorporado a distintas cadenas de suministro. Al fin tenemos nuestro metal reciclado. 

Usos de materiales reciclados

El proceso de reciclaje de metales tiene su complejidad, pero ¿Cuál es el objetivo de este reciclado? Bueno, para empezar el enorme ahorro en costos. Por ejemplo, se estima que se necesita 95% menos energía para reciclar aluminio que para producir nuevo. En el caso del cobre hablamos de un ahorro de 90% y en el reciclaje del acero, alcanza el 56%. Y la tecnología permitirá incrementar estas tasas conforme pase el tiempo. Por ejemplo, el parque de reciclaje de metal más grande de China puede recuperar casi 1 millón de toneladas de cobre al año, mientras que la mina de cobre más grande de aquel país no puede generar ni la mitad.  

recolección de chatarra industrial

Otro objetivo no menos importante es la contribución a la reducción de contaminantes. En las últimas décadas más países se han sumado a campañas de reciclaje y/o recolección de metales. No sólo se promueve el reciclar metales industriales, sino también latas de aluminio y de aparatos electrónicos. Y en los últimos años el reciclaje se ha vuelto más creativo. Mucha gente gusta reusar desechos para producir muebles u obras de arte. Sin duda es una tendencia que va al alza y que representa una manera original de reciclar metales.  

Datos del reciclaje de metales

latas de aluminio recicladas

Antes de seguir con los beneficios y retos del reciclado de metales, te dejamos con unas estadísticas muy interesantes sobre esta industria alrededor del mundo y su impacto en nuestro planeta:

  • Cada año se reciclan alrededor de 400 millones de toneladas de metal en todo el mundo
  • Alrededor del 40% del acero en el mundo es reciclado
  • Cerca del 75% del aluminio que la humanidad ha producido sigue aún en uso
  • Casi la mitad del aluminio producido en Europa proviene del reciclado
  • Se consumen alrededor de 80 mil millones de latas en todo el mundo y cada una puede tardar hasta 500 años en descomponerse
  • La energía que se ahorra al reciclar 100 latas alcanzaría para alumbrar una habitación por 2 semanas
  • En México se recicla el 100% de las latas de aluminio que se usan para bebidas 
  • Reciclar una tonelada de acero ahorra 1.136 kg de mineral de hierro, 454 kg de carbón y 18 kg de piedra caliza
  • Cada año en Estados Unidos se reusa el suficiente scrap para construir 900 puentes como el Golden Gate de San Francisco. 
  • China es el país que más recicla cobre

Los metales reciclables más comunes

lingotes de oro

Ya te mencionamos los dos tipos de metales más comúnmente usados. ¿Pero cuáles se reusan más? Bueno, de acuerdo con el más reciente estudio de las Naciones Unidas, “Metal Stocks and Recycling Rates” (“Stock de metales y tasas de reciclaje” en español) los metales más reciclados en el mundo son:

1. Plomo: está en la cima de esta lista por su variedad de usos que van desde la pintura, aplicaciones en la medicina, hasta su empleo en soldaduras y baterías. 

2. Oro: al ser un metal precioso es normal que esté en la cima del reuso de metales, pero además es un excelente conductor de electricidad. 

3. Plata: también es un metal precioso con distintos usos en la electrónica, en baterías y como catalizador.

4. Aluminio: tiene un uso extendido en la construcción y en la industria del transporte.

5. Estaño: se utiliza ampliamente para la fabricación de latas, para reforzar el vidrio y en aleaciones.

6. Cobre: su excelente capacidad como conductor de electricidad y calor lo vuelven muy demandado en la construcción y por eso siempre está entre los metales reciclables más buscados.

7. Cromo: es el principal aliado del acero inoxidable y es muy usado para dar acabados finos y brillantes a otros metales.

8. Níquel: es altamente resistente a la corrosión por lo que se usa mucho en el acero inoxidable y en la industria marítima.

9. Niobio: este metal es común en aleaciones por lo que es muy usado en la fabricación de maquinaria.

10. Manganeso: se usa de manera habitual para proteger al acero de corrosión y oxidación.

Beneficios de reciclar metales

partes de auto oxidadas en playa

Como ya habrás visto, la cantidad y variedad de metales reciclables en cada industria es inmensa. Por eso su recolección, separación y reciclaje no son tareas sencillas. Entonces, si es una actividad compleja ¿cuáles son exactamente las ventajas de este proceso? Sigue leyendo pues aquí te presentamos algunas que te ayudarán a entender la importancia del reciclaje de metales: 

1. Reducción de emisiones CO2

El mayor ahorro energético en el reciclaje ocurre porque se necesita menor temperatura en el proceso de fundición de metales reciclados que al producir nuevos. Un ejemplo es el caso del aluminio, donde ese ahorro es de hasta 95%. El reducir las emisiones de CO2 al producir metales reciclado trae beneficios que varias generaciones y especies en el planeta agradeceremos. Para darte una idea de este impacto, considera que reciclar un millón de toneladas de metal equivale a dejar de conducir un auto por más de 8 billones de kilómetros.

2. Conservación de nuestros recursos naturales

La extracción de metales se hace a través de la minería. Obviamente esto significa la excavación profunda de amplias zonas y el desplazamiento de especies animales y deforestación que eso conlleva. A la larga se pueden afectar muchos ecosistemas y los mantos freáticos. Por eso el reuso de metales tiene un impacto directo sobre varias especies y, desde luego, la nuestra. 

3. Impacto socioeconómico

Datos de Market Watch colocaron el valor global de la industria del reciclaje de metales en $USD 287,600 millones al 2017. Ellos estiman que alcanzará los USD $358, 700 millones en 2025. Pero el beneficio no sólo impacta las finanzas empresariales, también beneficia a los trabajadores quienes encuentran en esta actividad un trabajo con condiciones mucho más seguras que en la minería. Además hay una gran cantidad de trabajos indirectos generados a lo largo de la cadena de suministro del reciclado.   

4. Ahorro en las empresas

Como ya lo hemos mencionado, el reciclar metales es un proceso mucho más económico para la industria que la extracción de yacimientos. No sólo se ahorra energía en los procesos de fundición, sino también en los costos logísticos asociados en el transporte desde y hacia zonas mineras. Y para las empresas que ofrecen sus metales como desecho o chatarra, la venta de metales representa un ingreso extra que además permite mantener sus almacenes limpios y ordenados.

5. Oportunidad de negocio La recolección de chatarra metálica, así como su reciclaje y compra venta es una actividad con mucho mercado (como has visto en las estadísticas mostradas). Pero a pesar de su valor económico global, el reciclaje de los metales es una industria que aún puede crecer mucho más. Si tienes el gusto por esta actividad y estás dispuesto a invertir en tecnología y acatar al pie de la letra las reglamentaciones locales y federales, deberías considerar al reciclado como un buen negocio. 

Retos del reciclaje

A pesar de que la industria del reciclaje de metales sigue creciendo los retos todavía son muy grandes. En el último reporte auspiciado por la ONU, “Metal Stocks and Recycling Rates”, se concluyó que de los 60 metales estudiados, menos de un tercio de ellos se reciclan en más del 50%. Lo preocupante es que 34 de los metales analizados se reusan en promedio menos de 1%.

Camion para reciclaje de metales

Por lo anterior, es muy claro que la industria, empresas y ciudadanos, debemos colaborar si queremos contribuir al mejor manejo de estos desperdicios metálicos que todos generamos día a día. Para ello, algunas de nuestras recomendaciones son:  

1) Promover el diseño de productos que faciliten la separación de metales. Esto hace más fácil y barato el remover componentes metálicos de los productos que ya no usamos. 

2) Fortalecer campañas de recolección de aparatos electrónicos o similares. De esta manera tan sencilla se acerca el reciclado a personas y/o empresas que no saben dónde deshacerse de su basura electrónica. 

3) Trabajar de la mano gobierno e industria para la inversión en infraestructura. Esto incluye desde contenedores exclusivos, hasta la maquinaria y equipo de transporte necesario para la recolección y reciclaje de metal.

4) Trabajar en una cultura de separación de desechos tantos industriales como domésticos. Que mejor manera de contribuir al reuso de metales que separando adecuadamente la basura en nuestra casa y/o empresa. ¡Prediquemos con el ejemplo!

Conclusiones

Como lo comentamos, la gran mayoría de los metales que usamos día a día se pueden reusar infinidad de veces. Pero esto no quiere decir que esto ocurra. Aunque en el reciclado hay una gran oportunidad para contribuir con nuestro planeta y nuestra economía, falta mucho por hacer. Así que te invitamos a que participes activamente en esta tarea. Ya sea como empresa, como recolector de chatarra o como consumidor, todos podemos y debemos apoyar a esta causa. Esperamos que este guía te ayude a darte una idea por dónde comenzar.

Por último, si este post te pareció útil, nos gustaría escuchar tus comentarios y que lo compartas con quien creas que lo pueda encontrar interesante. ¡Hasta el próximo post!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *